0 items

Pornografía: una enfermedad del corazón

Escrito por

Periodista Digital

en Vida espiritual

Escrito por: @Anniespinosa @minionofking

 

El término adicción a la pornografía se hizo viral cuando el actor y deportista Terry Crews publicó un vídeo en Facebook en el que admitía que la pornogafía estaba destruyendo su vida y su relación matrimonial. Este obtuvo más de 3 millones de visualizaciones y se convirtió en la lista de reproducción Dirty Little Secret (Sucio secretito) del canal de YouTube de Terry, en el que aconseja y anima a hablar abiertamente sobre las luchas sexuales, “se ha vuelto mi batalla ayudar a las personas que están atravesando por lo mismo”, dice.

 

Aunque la adicción a la pornografía no es un desorden incluido en el Manual de Diagnóstico y Estadística de Trastornos Mentales, un estudio de la Universidad de Cambridge descubrió que, al escanear los cerebros de 19 hombres viendo porno, las zonas de gratificación que se activaron fueron las mismas que se estimulan cuando los adictos ven su droga favorita. Esto explica por qué la pornografía es una enfermedad que afecta tanto a la sociedad: desintegra familias, iglesias y encierra a sus víctimas en la cárcel de la vergüenza, mientras suprime de a pocos su voluntad.

 

Nadie está ileso

1. Mundo:

Uno de los sitios para adultos más popular de Internet informó que en el 2015:

  • Se consumieron 4´392.486.580 horas de porno.

  • El 24% de los visitantes son mujeres.

El sitio de noticias tecnológicas Hashtakeando, muestra que:

  • Una cuarta parte de las búsquedas y un tercio de las descargas en Internet, corresponden a material pornográfico.

  • Cada segundo hay 30 millones de personas ingresando a alguna página pornográfica.
2. Iglesia:

3. Consecuencias:

Cifras expuestas por el ministerio Just 1 Click Away, centro de apoyo creado por el pastor Josh McDowell, para ayudar a personas que enfrentan la adicción a la pornografía, muestran que:

Finanzas

  • Más del 58% de los adictos sufrió considerables pérdidas monetarias.

  • Uno de cada 3 individuos perdió su trabajo.

Matrimonios

  • La causa de más de la mitad de los divorcios está relacionada con que uno de los dos es adicto al porno.

  • La mitad de todas las personas que tuvieron interacción sexual por Internet, perdieron el interés en el sexo matrimonial.

  • El consumo de pornografía incrementó la infidelidad en un 300%.

  • Aun así, el 77% de los hombres y el 49% de las mujeres piensan que la pornografía es aceptable.

pornografía3 

El sexo no es el problema

Ted Roberts, pastor principal de East Hill Foursquare Church en Óregon, Estados Unidos, que cuenta con grupos de apoyo para hombres y mujeres víctimas de adicciones sexuales, asegura en su libro Deseo ser puro que existen tres causas principales de la adicción sexual: 
 -Familia disfuncional:

Este tipo de entorno deja traumas y cicatrices en el alma que se reflejan en problemas para enfrentar la vida. “La amplia mayoría de los hombres que he aconsejado en su lucha sexual tiene heridas internas ocasionadas por sus padres”.

-Un trauma personal o herida emocional:

En un estudio clínico con más de mil adictos sexuales recuperados, el Dr. Patrick J. Carnes concluye que la rehabilitación de todos los adictos y codependientes es, en parte, el resultado de tratamientos para sanar el trauma y estrés de un niño abusado. “El 81% de los hombres y mujeres adictos fueron abusados sexualmente, el 72% físicamente y el 97% emocionalmente”. 

-Una sociedad adictiva:

Las adicciones son una vía común de escape a la presión y el estrés. Estas casi nunca vienen solas, más de la mitad de los alcohólicos luchan con conductas sexuales. Aproximadamente el 80% de los adictos a la cocaína tiene adicciones sexuales y los desórdenes alimenticios también son comunes entre los adictos sexuales.

Una falsa medicina:

Según Roberts, el adicto toma uno o varios de los siguientes mecanismos frente a la causa de su adicción:
  • Negación: “No tengo ningún problema”. Hieren a los demás y actúan con extrema incoherencia. No pueden explicar sus acciones.

  • Minimización: “No es tan malo puedo soportarlo y fingir”. Nuestra cultura tiende a minimizar el dolor emocional, por eso las demostraciones de condolencia y solidaridad son más evidentes en los hospitales que en las clínicas mentales.

  • Racionalización: “Si fuera más agradable o fuerte esto no me hubiera pasado”. El abusador inventa excusas que justifican su conducta. El abusado tiende a sentirse culpable y por eso no exterioriza su dolor.

  • Disociación: “No estoy aquí, esto no es real”. Ve lo que sucede como si fuera un observador externo, así bloquea el dolor. 

No hay cura instantánea

El libro Deseo ser puro explica que sí es posible ser libre de la adicción a la pornografía, aunque toma tiempo. Es un proceso que va de 3 a 5 años en los que la persona debe desarrollar nuevos hábitos para aprender a manejar la frustración, la derrota y la espera, debido a que constantemente le ha dado a su cuerpo gratificación inmediata. Por eso es necesario:

  1. Aceptarlo en voz alta: no es fácil hablar del área sexual y de las luchas relacionadas con ella, pero callar es el camino más largo para salir de la adicción.

  2. Establecer límites saludables: es importante que la persona conozca sus debilidades y esté siempre alerta. 

  3. Enfocarse en sanar las emociones: leer y meditar en versículos bíblicos que refuerzan la identidad de la persona como hijo o hija de Dios.

  4. Aprender a confiar: esforzarse por vivir en el presente, perdonar y verse a sí mismo y a los demás como Dios los ve.

pornografía6

 

Superar el temor. El miedo es el principal obstáculo para la sanidad y se manifiesta de diferentes maneras:

  • Temor al aburrimiento: en algún momento, quien busca sanidad, debe lidiar con el aburrimiento y con la forma en que de ahora en adelante usará su tiempo de ocio. Allí es donde debe ejercitar el autocontrol y la determinación.  

  • Temor al compromiso duradero: la pornografía ofrece una falsa sensación de aventura y la posibilidad de tener acceso sexual a diferentes tipos de personas. Aún así, nunca satisface la necesidad natural del ser humano de compañía, admiración y amor.

  • Temor a reconocer su necesidad: detrás de toda adicción hay una necesidad emocional que no ha sido satisfecha. Quien busca recuperarse tarde o temprano reconoce que su forma de evadir el dolor no ha traído sanidad sino profundizado la herida y encontrará que solo Dios puede ayudarle a ejercer su voluntad para no recaer.

pornografía4

 

Escrito por:

@Anniespinosa

@minionofking

 

Palabras importantes:

comments powered by Disqus