0 items

Tendencias en recordatorios para bodas

Escrito por: @COSMOSONIK

Recordatorios para bodas

Los recordatorios de bodas son la versión adulta de las sorpresas al final de las piñatas. La diferencia es que en el primer caso no siempre resultan tan divertidos para los invitados. Algunos quedan empolvados en el cuarto de chécheres y, luego de evadir unas cuantas limpiezas por aquello de la nostalgia, terminan en el basurero.

 

Pero hay esperanza. Según Julieth Bravo, wedding planner certificada internacionalmente, la tendencia en recordatorios para bodas ha dejado atrás las populares almendras: “La gente quiere dar algo que quede en el recuerdo, algo para decorar, pero que sea útil y ahorre costos”.

Suena simple, sin embargo, cuando se suma a todos los detalles que implica una boda, el tema resulta complejo. Andrea González, wedding and event planner de Boutique del Diseño, asegura que “los recordatorios finalmente no son un relleno sino un toque personal de la boda”. No subestimes este asunto ni lo dejes para último minuto. Estos son algunos puntos que debes tener en cuenta:

Estilo

Los recordatorios deben complementar el estilo de la boda, así que lo primero que debes tener claro es qué tipo de evento vas a realizar, ¿habrá una temática específica o paleta de colores especial? De hecho, los recordatorios pueden hacer parte de la decoración.

Costos

El presupuesto filtra tus posibilidades. Julieth Bravo recomienda que se “contemplen los recordatorios dentro del presupuesto desde el inicio”, ya que, aunque se trata de detalles que parecen económicos, al momento de multiplicar el costo de cada uno por la cantidad de invitados, puedes llevarte sorpresas.

Si de ahorrar dinero se trata, una buena opción es hacer los recordatorios en casa, aunque para esto Andrea González sugiere: “Hay que pensar en que sea algo que la gente realmente quiera guardar como recuerdo, y que lo decidan con tiempo para que consigan buenos precios” y todos los materiales necesarios.

Utilidad

Aunque como dicen por ahí “lo que importa es el detalle”, también es cierto que es bueno dar lo que uno quiere recibir. Andrea asegura que “lo que la gente busca es que sea algo muy representativo de los novios, personalizado, marcado, con el nombre de la pareja, la fecha, con un mensaje particular y que pueda servir para algo después: un portavasos, un imán para la nevera, algo que tenga una función adicional”.

Estas son las opciones más pedidas, por utilidad, economía y tendencia:

 Suculentas

Suculentas

Son plantas muy particulares porque almacenan agua por largos periodos, así que resultan fáciles de cuidar. Además, son apropiadas para las bodas por su práctico tamaño y apariencia. Los precios van desde $7 mil en adelante, por cada una.

 

Mermeladas artesanales o postres

Postres y merlermeladas

Estos deliciosos recordatorios te ayudarán a ahorrar costos, especialmente, si los haces en casa. Lo ideal es comprar envases de vidrio y decorarlos con un lazo y una etiqueta de papel. La unidad de tamaño promedio puede costar de $3 mil a $5 mil pesos, en adelante.

 

Imanes o sellos

Los puedes usar como invitación a la boda o como recordatorio, con un mensaje especial. Son muy económicos y quedan bien en cualquier nevera.

Sellos y fotografías

Fotos instantáneas

las cabinas de fotos instantáneas seguirán siendo grandes invitadas este año, porque son divertidas y permiten recrear cualquier tipo de ambiente y personaje. Andrea González afirma que “funcionan muy bien en las bodas temáticas y estarán fuertes en el 2016 con papeles muy orgánicos, debido al tema ambiental”.

 

Palabras importantes:

comments powered by Disqus